Blog

Manténganse al día con nuestras noticias.
Algunas perspectivas 2021 para el sector de intermediación inmobiliaria

Algunas perspectivas 2021 para el sector de intermediación inmobiliaria

“No doremos la píldora” como dice el dicho. El 2020 ha sido malo en muchos aspectos: sanitario, económico, psicológico, entre otros.

El sector inmobiliario no escapa a ello. Creo que son muy pocos los sectores que han tenido la fortuna de crecer: eCommerce y delivery, farmacias, supermercados, productores de Cobre y Oro (a través de los precios). El sector agroexportador que no iba mal, ha terminado derrumbándose por el estallido social mal aconsejado.

Como gremio de intermediarios inmobiliarios ¿qué nos espera?

Como recordarán, la Ley de Creación del Registro del Agente Inmobiliario del Ministerio de Vivienda se promulgó en el 2007. La ley preveía que la inscripción en este registro sea obligatoria para todos los agentes a partir del 2010.

Hubo muchos operadores que pensaron que, con dicha ley, el desorden en el mercado de intermediación se resolvería, casi mágicamente. Quienes hemos estado en esta tierra durante más tiempo, sabíamos perfectamente que los problemas de un gremio no se resuelven a punta de decreto.

Es mi parecer, que los problemas del gremio se centran más en un problema cultural que en uno regulatorio.

Muestras de este problema cultural se expresan en lo siguiente:

  • Seguimos teniendo “piratas” en el gremio. Es decir, personas (incluso empresas) que ejercen la actividad al margen del marco regulatorio.
  • Incluso dentro del gremio legal, tenemos colegas que no se identifican como tales e intentan robar clientes a otros miembros del gremio. Esto se da, lo sabemos, y “no pasa nada”.
  • Los cursos para obtener certificación de agente inmobiliario no tienen un enfoque pragmático y acorde con los procesos reales en nuestro mercado. Adicionalmente, no hay actualizaciones forzosas.
  • El Ministerio de Vivienda no ejerce función fiscalizadora real en el gremio, es decir, los operadores ilegales no son investigados y sancionados de forma sistemática y de oficio.
  • Las asociaciones de agentes inmobiliarios han proliferado, con lo cual, el gremio, no tiene una voz unificada. Esto es tanto responsabilidad de las asociaciones (por sus carencias y ausencia de liderazgo) como de los agentes (por su falta de disciplina gremial).
  • Una década después, no existe un MLS* del gremio (no voy a entrar a discutir sus ventajas en este post). Quienes creen que un MLS es un problema técnico, se equivocan. En Perú, el MLS no existe por un problema de carencia de orden, disciplina y procesos unificados en el gremio. Un MLS no puede existir (al menos no correctamente) sin:
  1. Redacción de opciones con cláusulas comunes mínimas, duración determinada y definiciones mínimas de pago.
  2. Evaluación para-legal mínima del título de propiedad (asumiendo que el entrenamiento para la certificación cubrió ese tema de forma correcta).
  3. Unificación en la demarcación y nomenclatura geográfica (ubigeo).
  4. Unificación en las definiciones de producto inmobiliario, sus tipos y sus atributos respectivos.
  5. Detección de duplicidades y proceso respectivo.
  6. Acuerdo marco para participantes.
  7. Sistema de penalidades para participantes que no cumplen las normas del sistema.
  8. Publicación abierta de data.
  9. Escala, es decir, una participación significativa del mercado total.
  10. Posiblemente me estoy olvidando de algunas otras expresiones del problema cultural del gremio. Si recuerdan otras, por favor, inclúyanlas en los comentarios.

Me encantaría poder decirles que en el 2021 estos problemas se van a solucionar. Pero no va a ser así. Dada la naturaleza cultural del problema, estos déficits sólo pueden resolverse con cambios en la mentalidad de los operadores, es decir, un proceso lento.

Siendo realistas, lo que podemos hacer como partícipes del gremio, es colaborar estrechamente entre quienes verdaderamente deseemos trabajar de forma honesta, organizada y disciplinada.

Si quieres trabajar con nosotros, por favor ¡ contáctame [email protected] !

Alfredo Graf

[email protected]

Social